[Lore] El Origen de los Draenei, Tábidos y los Perdidos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Lore] El Origen de los Draenei, Tábidos y los Perdidos

Mensaje por Ecrony el Lun Mayo 23 2011, 00:33

Los Eredar

El Origen de los Draenei, Tábidos y los Perdidos

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Resumen:
Hace 25.000 años, una facción de Eredars no corruptos liderados por Velen escaparon de su planeta nativo llamado Argus, llamándose los draenei (Los exiliados). Después de viajar por el cosmos ellos finalmente encontraron un planeta a la cual llamaron Draenor (Refugio de los Exiliados). Ellos al principio se llevaban bien con los nativos Orcos y comerciaban con ellos. Desafortunadamente, Kil'jaeden descubrió el refugio, y noto que los combatientes y honorables orcos eran fácil de manipular. Así que Kil'jaeden ordeno que los orcos exterminaran a los draenei a través de su estudiante, el Brujo Gul'dan.

Después de que el Portal Oscuro fuera destruido, Draenor colapso, lo que quedo fue una masa de tierra flotando y asteroides en el Twisting Nether. La región de Draenor que es todavía habitable se conoce ahora como Outland, Draenor no fue la única cosa que cambio, algunos draenei se alteraron por la destrucción de su planeta, se les conoció como los Broken. Algunos de estos draeneis corruptos escaparon a través de los portales abiertos en Draenor y se asentaron en la Pantano de las Penas en el mundo de Azeroth.

Un numero de draeneis todavía permanecen incontaminados, y son esos los que se estrellaron en Azeroth con una nave dimensional de vuelo saboteada por los maliciosos Elfos Sanguinarios de Outland (no los Elfos Sanguinarios que se unieron a la horda).


Historia:
Hace casi veinticinco mil años, los eredar aparecieron en el mundode Argus. Eran extremadamente inteligentes y tenían una afinidad natural con las diversas formas de la magia. Gracias a estos dones, crearon una sociedad enorme y maravillosa.

Por desgracia, los logros de los eredar atrajeron la atención de Sargeras, el Destructor de Mundos. Él ya había comenzado su Cruzada Ardiente para erradicar la vida del cosmos y creía que los brillantes eredar serían vitales para liderar el enorme ejército demoníaco que estaba reuniendo. Así pues, contactó con los tres líderes más
importantes de los eredar: Kil'jaeden, Archimonde y Velen. A cambio de la lealtad de la raza eredar, Sargeras les ofreció poder y saber incalculables.

Aunque la oferta sonaba muy tentadora, Velen tuvo una visión del futuro que lo llenó de horror. Sargeras había dicho la verdad: los eredar que se unieran al Titán Oscuro obtendrían, sin duda, un poder y una sabiduría enormes. Sin embargo, los eredar se transformarían en demonios.

Velen vio a la Legión en todo su terrible poder y contempló la destrucción que desataría sobre toda la creación. Se apresuró a avisar a Kil'jaeden y Archimonde, pero estos, seducidos por las promesas de Sargeras, ignoraron
su preocupación . Le ofrecieron su lealtad y fueron transformados en seres colosales de demonios de una maldad colosal.

El poder de Sargeras hacía impensable la oposición directa. Velen estuvo a punto de perder toda esperanza, pero sus súplicas de ayuda fueron escuchadas. Un ser acudió ante él y le explicó que era uno de los naaru, una raza de seres de energía dedicados a detener la Cruzada Ardiente. Los naaru le ofrecieron llevarlo junto con los que pensaran como él a un lugar seguro.

Profundamente aliviado, Velen reunió a los otros eredar que se habían negado a unirse a Sargeras hasta el momento. Haciéndose llamar a si mismos los draenei o “exiliados” en el idioma Eredun, los renegados escaparon a duras penas de Argus, con la Legión Ardiente pisándoles los talones. Kil'jaeden estaba furioso por lo que consideraba una traición por parte de Velen y el demonio juró perseguirlos hasta darles caza a él y al resto de los draenei hasta los confines del cosmos si fuera necesario.

La Legión persiguió a los draenei durante miles de años. Los draenei visitaron numerosos mundos y exploraron gran parte del cosmos conocido en su búsqueda de un puerto seguro. Pero la Legión no cejaba en su persecución. Mientras tanto, los enigmáticos naaru bendijeron a los draenei con el conocimiento y el poder de la Luz. Explicaron que había otras fuerzas en el cosmos que se alzarían contra la Legión Ardiente. Un día, los naaru los reunirían en un solo ejército de la Luz imparable. Profundamente impresionados por las palabras de los naaru, los draenei juraron honrar a la Luz y seguir los altruistas ideales naaru.

Finalmente, Velen y sus draenei se asentaron en un mundo remoto y tranquilo que parecía el refugio ideal. Lo llamaron Draenor o "Refugio de los Exiliados" y aquí volvieron a cultivar su tranquila sociedad de nuevo.
Temerosos de ser descubiertos de nuevo por las fuerzas de Kil'jaeden, Velen y sus místicos mantuvieron su
magia oculta durante generaciones.

Con el tiempo, los draenei conocieron y confraternizaron con los chamánicos clanes orcos que ya habitaban en las tranquilas praderas del sur de Nagrand. Aparte de dedicarse a un comercio limitado, los draenei y los orcos se veían los unos a los otros con respeto, pero no se relacionaban entre ellos.

A pesar de la precaución de los draenei, Kil'jaeden descubrió su refugio secreto en Draenor. Aprendió más del mundo y de sus habitantes, y se interesó por la poderosa raza orca. Un plan surgió en su mente y el señor demoníaco comenzó a reír. Podía ver cómo convertir a los orcos en los instrumentos de su ira. Sólo era cuestión de tiempo y de presión.

Kil'jaeden comenzó a corromper a los orcos, primero mediante el anciano chamán Ner'zhul y después a través de su aprendiz, Gul'dan. Los clanes orcos se dedicaron al arte de la guerra y a crear una Horda única y
asesina. Incluso los chamanes más sabios aprendieron brujería y abandonaron las enseñanzas que antes habían venerado.

Cuidadosamente manipulados para pasar de un estado de cautelosa aceptación a una rabia y sed de sangre ciegas, los orcos atacaron a los draenei. Este sangriento conflicto duró casi ochenta años, pero el triunfo de los orcos era inevitable. Los draenei eran poderosos gracias a los poderes que les concedió la Luz, pero la demoníacamente enloquecida Horda lo era más. Los orcos mataron a cerca del ochenta por ciento de la raza draenei e obligaron a huir al resto en busca de seguridad a los rincones más remotos del planeta.

Después, los draenei que habían luchado contra la Horda y consiguieron sobrevivir descubrieron que habían sido afectados por las viles energías que utilizaban los brujos orcos. Estos draenei han mutado desde entonces en formas menores, creando una serie de subespecies. Los Tábidos y Los Perdidos son dos de esas ramas genéticas. Sus cuerpos alterados solo tienen un ligero parecido con los orgullosos draenei que fueron en el pasado y muy pocos conservan su cordura.


Cultura:
La cultura Draenei esta centrada en dos cosas: la Luz Sagrada de la creación y la magia. La primera es el resultado de su relación con los naruu, y la segunda es el camino que los Eredar siempre han tomado. Como resultado, Draeneis usualmente escogen profesiones religiosas, como sacerdotes o paladines, o clases mágicas, como el mago. Unos pocos han empezado a tomar el camino del chaman bajo la enseñanza de Farseer Nobundo.

Como personas, los draenei han jurado prepararse para el día cuando se unirán al Ejercito de la Luz, cuando finalmente llevaran la pelea de regreso a la Legión Ardiente y compensar por los pecados de sus hermanos los Eredar. A pesar de tener este objetivo, los draenei todavía tienen vidas personales y persiguen sus propios intereses, justo como hacen todas las razas.

Los Draenei todavía desconfían o hasta en algunos casos odian a los orcos después de sufrir tanto cuando los orcos los atacaron. Algunas cosas acerca de los modernos orcos, como su piel verde y el hecho que algunos todavía practican la brujería, también los rencores personales que se tienen en los dos bandos, hacen que sean difíciles sus relaciones. Sin embargo hay todavía casos de aceptancía entre los dos; por ejemplo, el Earthen Ring aliados de la horda han aceptado a Draeneis y a brokens chamanes para curar Outland. Los draenei están empezando a detestar a los elfos sanguinarios, por su ataque sin provocación al Tempest Keep por los elfos sanguinarios de Kael'thas y por sus nuevos métodos de alimentar su adicción mágica.
La bandera Draenei con una kama como la usaban en Warcraft III

Las tempranas propuestas hacia la Alianza han sido exitosas. Hay un numero de personas de todas las razas de la Alianza que tienen problemas en diferenciar a los eredar con los man'ari eredars que casi los destruyeron. Los elfos nocturnos en particular han sufrido mucho a las manos de Archimonde. Sin embargo, los draenei están siendo rápidamente aceptados por todas las razas, y embajadores del Exodar han sido bienvenidos en las ciudades de la Alianza - hasta la de elfos nocturnos, donde un emisario draenei esta al lado de Tyrande.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Draeneis --> Tábidos --> Perdidos

Ecrony
Veterano de LdA
Veterano de LdA

Mensajes : 377
Fecha de inscripción : 01/05/2011
Edad : 105
Localización : Marte.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.