''Lore''.La senda de la luz sagrada.Paladin.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

''Lore''.La senda de la luz sagrada.Paladin.

Mensaje por Sombra el Jue Sep 08 2011, 18:22

La senda de la luz sagrada


La Luz, denominada la Sagrada Luz (o la Luz Sagrada) por algunas culturas, es una filosofia religiosa que no tiene dioses y que cuenta con adeptos entre los miembros de la Alianza y algunos Horda. Es una filosofía, un estilo de vida que provee de consejo y fuerza espiritual a quien la sigue. Para aquellos que entienden La Santa Luz, es un asunto de prácticas más que un culto.

Los seguidores de la Sagrada Luz no ofrecen culto a ningun dios, al menos no directamente. Al contrario, es una filosofia que busca la capacitacion de sus seguidores a buscar la perfeccion dentro de si mismos, dichos seguidores realizan una practica activa de la virtud.


Aquellos que siguen a la Sagrada Luz terminan adquiriendo una consciencia y una orientacion espiritual que les permite iniciar a otros en las enseñanzas de esta filosofia religiosa.

La Sagrada Luz enseña la conexión que hay entre el Ser y el Universo. Esta relación se manifiesta como lo que sentimos a través de los sentidos y las emociones, cuando una persona ve algo impresionante o siente amor por otra o por algo, esta emocion la conecta con el Universo. La experimentación de estas emociones demuestra que existes (Tengo emociones, luego existo) y como existes, también debe hacerlo el universo que te da las sensaciones. A partir de esto, si actúas, moldeas el Universo. Así, los seguidores de la Sagrada Luz, tratan de hacer del mundo un lugar mejor, siendo fieles a sus propias emociones.

El siguiente paso en el reconocimiento de la relacion entre el Ser y el Universo está en desarrollar la bondad dentro y fuera de uno mismo, es decir, si deseas ser feliz, debes trabajar en favor de hacer del Universo un lugar mejor, haciendo que el resto de los seres sean elices. Experimentando la gloria y la belleza del mundo hacemos que nuestra alma sea bella y gloriosa. Por el contrario, si hacemos el mal, la desesperanza y la infelizidad cubriran al Universo con su oscuro manto. La Sagrada Luz es la belleza y la gloria del Universo reflejada sobre el alma y del alma reflejada, de nuevo, al Universo.

Los practicantes de la Sagrada Luz consisten, principalmente, en Humanos y Draeneis, tambien practican esta filosofia los Altos Elfos y los Enanos, pero el numero de practicantes en estas dos ultimas razas se ha reducido en los ultimo años. Los Altos Elfos se han adentrado aun mas en la oscuridad de su adiccion por la magia arcana. Los Enanos han remplazado a la Sagrada Luz por el estudio de sus progenitores, los Titanes. Los Elfos de la Noche son nuevos en la Alianza (demasiado nuevos) y estan muy arraigados en el culto a Elune y otros Ancestros como para considerar a la Sagrada Luz como algo importante y es inaudito que las razas de la Horda sigan esta filosofia.

Los miembros de la Sagrada Luz siguen la filosofia de las tres virtudes.

Las tres virtudes:

Aquellos que practican la luz centran sus esfuerzos en las tres virtudes: Respeto, tenacidad y compasión. Cada virtud es un reflejo de un principio y una lección.

Cada criatura que tiene sentimientos comparte el mismo tipo de conexión entre ella misma y el mundo que tú. Si tu destruyes una felicidad, disminuirás la felicidad del mundo -y por último la tuya -. Los practicantes de la Sagrada Luz entienden que el conflicto y el sufrimiento son inevitables pero ellos buscan minimizar la infelicidad de otros.

Mientras que la persona y el mundo tienen la misma importancia para alguien que los considere, la filosofía de la Luz reconoce que el mundo es mucho más importante que la persona. Los eventos del mundo pueden cambiar a una persona en un día, pero muchos años son necesarios para que alguien cambie las acciones del mundo a través de las suyas.

Incluso si son necesitados años, esa persona inevitablemente cambiará el mundo. La conexión entre tú y el mundo significa que tú no puedes ayudar directamente sobre el mundo, sino tus acciones, que tendrán una repercusión, incluso si son pequeñas. También puedes inspirar a otras personas, incluso con su pequeño efecto sumado al de otros puede cambiar las cosas.

Los primeros dos conceptos dirigen al tercero: Compasión. Tú posees solo una conexión, que limita el efecto de tu felicidad sobre él. Ayudando a otro, ambos conseguiréis la felicidad deseada. El efecto sobre el mundo es el doble. A la vez, te vas haciendo más fuerte, más capaz de ayudar. Tu habilidad de afectar al mundo crece. La compasión debe ser practicada cuidadosamente. Muchas veces se da ayuda cuando no es necesitada, evitando que esas personas se imbuyan de perseverancia y consigan su propia fuerza. Los ayudantes torpes causan daño en vez de bien e incrementan el sufrimiento del mundo. La sabiduría identifica una necesidad de ayuda verdadera y ponen el soporte para que esas criaturas consigan solucionar el problema por ellos.

Respeto

La primera virtud que se enseña es el respeto. Mientras la Sagrada Luz muestra que la conciencia del yo y el universo es un objetivo, uno debe ver la conexión entre los otros y el universo. Destruir la felicidad del otro y cortar las conexiones del otro con el universo no sirve al bienestar del mundo ni, por tanto, al propio. Los practicantes de la Sagrada Luz no son inocentes, sin embargo, y entienden que las pruebas, los conflictos, la guerra y el sufrimiento existen; pero se esfuerzan en hacer de universo un lugar mejor a pesar de esos obstáculos.

Tenacidad

La segunda virtud es la tenacidad. La adherencia a esta virtud es, de paso, la parte del entrenamiento bajo la Sagrada Luz que elimina a los faltos de fe, dado que la verdadera dedicación lleva años. Los acólitos ingenuos a menudo pierden la esperanza y el verdadero significado de la Sagrada Luz cuando se dan cuenta de que lleva toda una vida servir a la filosofía. El mundo es mucho más grande que un alma solitaria; y, mientras el mundo puede cambiar un alma en un día, toma mucho más tiempo cambiar el mundo. Solo a través de la tenacidad un sirviente de la Sagrada Luz puede aspirar a afectar el universo. Si algún joven estudiante siente que esto es una misión imposible, otros se acogen al descubrimiento de que si realmente se cree que hay una conexión entre el yo y el universo, uno no puede evitar afectar al otro, no importa el tamaño. Afectar al mundo incluye cualquier cosa, desde enseñar e instilar esperanza en los otros para unirse con otros individuos que piensen como ellos para trabajar juntos para crear una oportunidad mayor.

Compasión

Después de dominar los dos primeros conceptos, el estudiante puede ponerse con la última virtud: compasión. La conexión entre el yo y el universo es fuerte, pero aún así es solo una conexión. Si un seguidor de la Sagrada Luz sirve a otro para incrementar su felicidad, su vínculo con el universo se hace más fuerte. La felicidad que recibe ayudando a alguien también le fortalece a él y al universo, y será capaz de afectar al universo incluso más.

La compasión es quizás la más poderosa –y más peligrosa- de las virtudes. Si alguien es demasiado compasivo, puede ofrecer ayuda allí donde nada se necesita –o se quiere. Ese olvido puede impedir el propio crecimiento y felicidad. Algunos ayudantes pueden ser torpes y hacer más mal que bien con sus acciones, aumentando el sufrimiento y la desgracia del mundo. Por esto la compasión se enseña al final; solo los sabios y compasivos pueden identificar quién tiene una verdadera necesidad y quiénes pueden crecer solos.

LA PRÁCTICA DE LA LUZ


La Iglesia de la Luz tuvo una tremenda influencia en Lordaeron y Quel’thalas y los Caballeros de la Mano de Plata, sus más poderosos agentes. Después esas tierras -y la Iglesia – cayeron presas del imparable poder del Azote. La Iglesia de la Luz permanece fuerte en las tierras de Stormwind, pero influencia muy poco en el continente de Kalimdor. Aquellos que sobreviven en el nuevo mundo deben sostener sus creencias sin ninguna iglesia organizada. Algunos – incluyendo los partidarios de los paladines de la Mano de Plata – trabajan para establecer una nueva iglesia en Kalimdor.

Los seguidores de la Luz avivan ese gran tema de debate, y las bibliotecas de Lordaeron una vez estuvieron llenas de textos que exploraban densamente cada una de las tres virtudes. Tristemente muchos de esos textos fueron destruidos en la guerra. Los eruditos que partieron a Kalimdor pudieron salvar algunos de esos escritos y llevarlos consigo. Los textos sobre la Sagrada Luz están volviendo a re-escribirse y el proceso está revigorizando la tradición del pensamiento filosófico. Lejos de explorar oscuros recodos de esos tratados establecidos tiempo atrás en busca de originalidad, un revolucionario pensamiento está llevando la ética hacia nuevas direcciones

Unos pocos pensadores enfadados han condenado la reconstrucción de estos textos, tratando esa filosofía de arcaica y simple. Muchos han presentado nuevos sistemas de pensamiento, los cuales bastantes de ellos dependen de complicados sistemas de divinidades y soluciones éticas. Hacen mucho ruido en los debates de eruditos pero tienen poco impacto en Kalimdor. La mayoría prefiere seguir los principios de la Luz que llevan practicando años.

PALADINES.



LOS CABALLEROS DE LA MANO DE PLATALos eruditos no son el único grupo con un interés especial en la Luz. Los Paladines de la Mano de Plata es una organización de monjes guerreros que han dedicado sus vidas a las tres virtudes. Situándose bajo la autoridad de una orden sagrada, los paladines multiplican sus esfuerzos y su fuerza apoyándose unos sobre otros con dedicación.

Los Caballeros de la Mano de Plata son rápidos en decir que su estilo de vida no es para todos. Ellos dejaron de lado muchas cosas para atender la llamada de la Luz, empezando por su propia independencia.

Uther el Portador de Luz fundó la Orden justo antes de comenzar la segunda guerra. En los pasados años la Orden sufrió una tremenda acometida cuando uno de sus integrantes, el príncipe Arthas, fue consumido por las fuerzas del mal y se convirtió en un caballero de la muerte al servicio de los no-muertos. El una vez aclamado campeón de la Alianza, se tornó en uno de sus más odiados enemigos. Aunque los paladines consiguieron sobreponerse en la Tercera Guerra, nunca olvidarían la traición de Arthas, y como su Orden -y Azeroth – se destruyó en gran parte. Ellos cazan los restos de los no-muertos y demonios de la Legión que se esconden en las oscuras regiones de Azeroth, asegurándose con mortal determinación de que tal tragedia nunca acontecerá otra vez.

El culto a la Luz
Lordaeron fue el hogar de la Iglesia de la Luz, que influenció tanto a Lordaeron como a Quel’Thalas con sus enseñanzas. La Iglesia dio origen a los Caballeros de la Mano de Plata; pero los Caballeros y la Sagrada Luz fueron incapaces de detener al Azote, y Lordaeron y los Caballalleros sucumbieron bajo las botas descompuestas de los no muertos. La Iglesia ahora tiene una nueva localización central en Ventormenta, pero hay muy poco estudio organizado y culto a la Luz en Kalimdor. Aparentemente los draenei también han seguido la Luz durante veinticinco mil años, pero se sabe muy poco de las similitudes o diferencias de sus prácticas con las de las razas de Azeroth.

Muchos de los paladines que quedan que sirvieron a la Mano de Plata y ahora tienen su hogar en Kalimdor están intentando formar una nueva Iglesia, pero el avance es lento. Dado que el estudio
de la Sagrada Luz era más una persecución filosófica que una fe, la destruída Iglesia en Lordaeron parecía más una biblioteca que una casa de culto. Sus textos fueron destruidos junto con la Iglesia, algunos de ellos quemados, muchos enterrados entre miles de kilos de escombros. Con las guerras, con crear los nuevos asentamientos de la Alianza y resolver las frecuentes escaramuzas, los eruditos y sacerdotes que quedan han encontrado poco tiempo para trabajar en transcribir la vieja información en nuevos libros para iniciados. Muchos de los jóvenes seguidores de la Sagrada Luz aprenden de la experiencia a los pies de una persona más versada en vez de en bibliotecas rodeados de libros.

Algunos autoproclamados sabios están asumiendo el papel de volver a escribir los dogmas de la Sagrada Luz, pero no están regulados ni supervisados. Hay visiones frescas para viejas ideas, así como viejas ideas copiadas palabra por palabra por diligentes sacerdotes ancianos con buena memoria. Como era de esperar, a veces los viejos eruditos discrepan cuando alguien se da cuenta de que los textos están empezando a contradecirse los unos con los otros. Esta es la tensión en el seno de la Iglesia; los sacerdotes jóvenes sienten que la Tercera Guerra dio a la Sagrada Luz la oportunidad para renovarse, del mismo modo que la Alianza se estaba renovando en Kalimdor, mientras otros demandan seguir con las viejas tradiciones.

Los ciudadanos seculares se preocupan poco por los debates pero prefieren que los rituales permanezcan iguales. Con todo cambiando a su alrededor, la fe representa una de las pocas constantes.

LOS PALADINES EN EL LORE.


Los paladines son una clase híbrida entre los guerreros y los sacerdotes, defensores de la Luz Sagrada, de lo bueno y auténtico del mundo, además de enemigos de todo aquello demoníaco y siniestro.

Historia
Los paladines son guerreros de la Luz, y están entrenados según los preceptos establecidos por Uther Lightbringer y el Arzobispo Faol, ambos de la antigua Orden de la Mano de Plata, que proviene de la Orden Clerical de Villanorte.

Esta Orden Clerical luchó durante la primera guerra, pero sufrió grandes pérdidas, debido sobre todo a que no eran sacerdotes preparados para la batalla. Los supervivientes buscaron a los Caballeros de Lordaeron más adecuados y fundaron la Mano de Plata de los Paladines, uniendo pues al guerrero vestido con armadura con el sacerdote imbuído por la Luz Sagrada, y dándole el mando al Caballero Uther Lightbringer, que fue el primero en ser ordenado, y quedando tras él Saidan Dathrohan, Tirion Vadin, Turalyon y Ganvirad el Terrible.

El arma arquetípica del Paladín se estableció como su poderoso martillo de guerra, junto a un tratado de Luz Sagrada, siendo inspiradores de los demás soldados en la batalla, pues eran muy admirados por su valentía y fe. Su misión, de hecho, no era otra que devolver a las tropas la fe en una victoria sobre la poderosa horda.

Cuando llegó la plaga, los Caballeros de la Mano de Plata vieron como uno de los suyos, el propio hijo del rey Terenas, Arthas Menethil, les dio la espalda en Stratholme, disolviendo con sus poderes de Príncipe de Lordaeron la Orden de la Mano de Plata. Posteriormente viajó a Rasganorte, y a su vuelta, convertido ya en Caballero de la Muerte, mató a Uther Lightbringer con la Frostmoure en las cercanías de Andorhal y absorbió su alma, diezmando posteriormente el resto de la orden, salvo unos pocos. En el lugar dónde cayó se erigió un monumento funerario, aun custodiado por las tropas que combaten a la plaga.

De los supervivientes, algunos abandonaron las tierras caídas de Lordaeron, mientras que otros muchos se unieron a un grupo entusiasta conocido como la Cruzada Escarlata, aunque actualmente se han convertido en una sociedad fanática y obsesionada con el objetivo de acabar con la plaga, hasta el punto de que consideran corrupto a todo aquel que no lleve sus colores. Cuando se radicalizó esta organización, algunos de los paladines que la conformaban se unieron al Alba Argenta y… finalmente algunos otros abandonaron del todo la luz uniéndose a Arthas como caballeros de la muerte.

De todos estos los que huyeron al sur, al reíno de Ventormenta, son los que se siguieron denominando Caballeros de la Mano de Plata, que ahora se pusieron bajo la dirección de la Catedral de la Luz, y de Tirion Vadin. Desde este reíno fue desde dónde se difundió la filosofía de la luz hasta los enanos de Forjaz que la adoptaron.

Finalmente, se formó la Cruzada Argenta, por parte de Tirion Vadin, al poco de la Batalla por la Capilla Esperanza de la Luz, en las Tierras de la Peste del Este, con la fusión del Alba Argenta con la orden de los Caballeros de la Mano de Plata a manos de Tirion, que reclamó la Crematoria y asumió el papel de liderazgo sobre ambas facciones para enfrentarse al Rey Exánime en Rasganorte.

Además, el mismísimo Tirion escogió personalmente uno a uno a cada miembro de la Cruzada, para evitar infiltraciones del Culto de los Malditos, y evitar que ocurriera alguna traición como la del cambio de bando de Íñigo Montoya, cuya intervención hizo que Kel’Thuzad retomara una forma corpórea de nuevo.

En lo que se refiere a los Caballeros de Sangre, hay que decir que normalmente se cree erróneamente que son enemigos de los demás Paladines, pero no es así, y aunque de forma primaria sometían la Luz Sagrada a su voluntad, actualmente han comenzado a utilizarla con legitimidad. De hecho no hay paladines de alineamiento malvado, están imbuidos por el bien y siempre se dedicarán a proteger a los inocentes, además de castigar la debilidad que lleva al mal.

Paladines Importantes
Uther Lightbringer, Turalyon, Arthas Menethil, Tirion Vadin Alexander Mograine, Bolvar Fordragon.

Como rolear un paladin.

Si vas a rolear un paladín en un Reíno JdR, como es el caso de Leyendas de Azeroth, recuerda que un paladín debe de tener alineamiento Bueno, y que pierde todas sus habilidades de la Luz si comenten actos malvados, hasta que no son perdonados por sus violaciones a su código. Este código del paladín indica que asumen una autoridad legítima, que actúan con honor, pues hablan sin mentir, luchan sin usar venenos,…, que ayudan a todos los necesitados y que castigan a los que amenazan a los inocentes.

A pesar de esto, es importante observar que no están obligados a trabajar exclusivamente en organizaciones buenas o neutrales, sino que pueden formar parte de otra clase de fines (como la Cruzada Escarlata), sin embargo, sus actos dónde estén han de ser buenos y justos… hasta el extremo de que un paladín malvado (como Renault Mograine) puede hacer el mal, auxiliado por la Luz Sagrada tanto tiempo cuanto el personaje crea que su causa es justa y se sienta en paz. Si esta fe se pierde, la Luz dejará de ayudarle.

Si van de aventuras, sólo aceptan la ayuda de personajes buenos y cómo mucho se agrupan con otros de alineamiento neutral, jamás se asociarán con personajes malvados, y romperán lazos con aquellos que constantemente ofendan a su código moral.














Sombra
Veterano de LdA
Veterano de LdA

Mensajes : 298
Fecha de inscripción : 13/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.