(Lore) Druídico. Historia/Características.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 03:07

Bien, este post ha sido creado con el fin de que todos los druidas del servidor se informen , y enriquezcan sus conocimientos del lore para dar lugar a un Rol coherente y porsupuesto mucho mas entretenido, y con esto doy paso a este artículo.

Aclaraciones:


OFF ROL: El druida es una clase híbrida cambiante, y también una de las clases más versátiles del juego/los druidas necesitan especializarse para ser eficaces/ Los druidas deben cambiar entre las diferentes formas con el fin de adaptarse a las situaciones de ese momento. NOTA: Esto ..
, bueno, os lo explicaré. Teóricamente y con un conocimiento nulo del lore, sí esto es aceptable. Solo podría un druida dominar todas las ramas a las que puede acceder en el caso de que este fuera/fuese un Druida de la naturaleza, lo que implica años de "entrenamiento" dominio de las artes druídicas, y digamos un poder aceptable. En el caso de no pertenecer a esta rama tan selecta de el druidismo, agrupamos a los mismos en:

Dioses/semidioses: (Druidicos)
Malorne
Agammaggan
Ursol y Ursoc
Aviana
Cenarius
Goldrin


-Druidas de la Zarpa/Garfa: Esta sección se especializa en el cambio de forma a: Oso/ Oso temible/ Felino. En un principio El oso, suele ser la forma más característica entre esta clase de druidas, y en su mayoría la más frecuentada. Su historia está directamente relacionada con los Dioses Ursol y Ursoc (Ambos Osos) y por ello sienten una cierta veneración hacia ellos. En un principio, cuando Malfurion reclutó a estos para defender el Arbol del mundo, permanecían en sus formas de Oso y les resultaba difícil retomar su forma Kaldorei, aprendieron a convivir entre los animales, hasta llegar al punto de vivir meramente en dicha forma. Son unos feroces y ávidos luchadores. Esta rama con la experiencia suficiente y como muchas otras, es capaz de controlar ciertos fenómenos naturales.

-Druidas de la Garra: Antaño estos druídas tomaron el papel "De mensajeros" , por ser los mas ágiles, rápidos, y veloces. Capaces de alterar su forma y convertirse en hábiles rapaces, invocar poderosas tormentas eléctricas, y un expléndido dominio de una serie de habilidades de la rama de el equilibrio. Con empeño y dedicación estos pueden alterar sus formas también, pasando a convertirse en Felinos y, con un gran conocimiento de las artes druidicas en Oso.

-Druidas de la Aleta: Destaca su afinidad con el agua, y su transformación en grandes y ágiles mamíferos marinos.

-Druídas de la cornamenta: Estos pertenecen a una extraña rama de la sociedad druida, poseen una amplia cornamenta, y una gran afinidad con la naturaleza. No poseen una rama específica, sino que mas bien suelen compartir una serie de habilidades de cada una de las ramas, no un conocimiento equiparable al de un druida de la naturaleza(Claro). Son druídas bastante poderosos, y muy poco comunes.

-Druídas de la naturaleza: Se puede llegar al punto culminante del conocimiento druídico perteneciendo a esta rama, una rama que semi-domina ( y en algunos casos muy poco comunes, domina), todas las artes del druidismo y sus ramas. Esto no tiene por que ser una meta, cada druida puede especializarse en su rama y continuar con esta sin aprender de otras. Para evitar confusiones os pondré un ejemplo: Un druida de la naturaleza, en comparación con un druida de la zarpa, en MUY POCAS ocasiones , si el druida de la zarpa posee la experiencia suficiente, podrá superarle en su propio ambito. Digamos que los druidas de la naturaleza conocen y semi-dominan las artes de cada una de las ramas y reiterando mis palabras, en muy pocas ocasiones podremos encontrarnos druídas que dominen a la perfección todas las ramas. (En mi opinión, cada uno con la rama que le guste, ninguna es mejor que otra, tu escoge la que a tí más te guste)

El principio de todo: (SEGUNDO PUNTO)


El mito tauren "El Ciervo y la Luna" relata el nacimiento de Cenarius de la unión entre la Luna Mu'sha y el Ciervo blanco Apa'ro.

Elune dio a luz a Cenarius pero se lo dio a Malorne porque Cenarius era más una criatura del mundo mortal y eso significaba que no podría estar con ella. Malorne sintió que no podría hacerse cargo adecuadamente de su hijo de modo que se lo entregó a Ysera que se convirtió así en su madre adoptiva.

El semidios creció y se desarrolló como un astuto y poderoso ente, fruto de la unión de los cielos y la tierra. Poseía muchos poderes naturales inherentes, fruto de su padre Malorne y procreó una inmensa prole de seres del bosque. Sus hijas son conocidas como las dríades y sus hijos como los guardianes del bosque, o simplemente "guardianes" - algunos de los más conocidos son Remulos, Ordanus y Zaetar.



Los druidas son los guardianes del mundo, que recorren el camino de la naturaleza a raíz de la sabiduría de los Ancestros y de Cenarius, curando y cuidando el mundo. Para un druida, la naturaleza es un delicado equilibrio de las acciones, en el que incluso, el más pequeño desequilibrio puede crear un agitación en la paz. Los druidas obtienen su poder de la energía salvaje, utilizandola para cambiar de forma. Tradicionalmente, los druidas eligieron el camino de un tótem animal específico. Desde la invasión de la Legión Ardiente, la mayoría de los druidas han sido sometidos a una serie de cambios, incluido el fomento del estudio de la magia de todos los tótems. Los druidas que hacen esto son conocidos como druidas de la naturaleza.

Según la tradición tauren, Cenarius los instruyó primero en druidismo como se relata en su "Mito de Señor de los bosques", sin embargo, la serie de juegos de Warcraft no se ha ampliado en esta hipótesis. En su redacción actual, los elfos nocturnos dicen que Malfurion Stormrage fue el primer mortal druida y el estudiante mayor de Cenarius, aunque es cuestionada por las enseñanzas Tauren ( Cosa que no es cierta, me refiero a que Malfurion fué, el primer estudiante de Cenarius. Algunos de los Tauren admiten que ellos fueron los primeros en recibir el conocimiento druídico, realmente cenarius primeramente acudió a ellos , pero estos lo rechazaron, por lo que más tarde Malfurion fué el primer mortal en dominar las artes druidicas).

Relacion sueño esmeralda/ Druidas:
Con la creación del Árbol del Mundo Nordrassil, los druidas Kaldorei estaban ligados a Ysera, y a su reino, en el Sueño Esmeralda. Los druidas aprendieron a entrar y salir del sueño, cada cierto tiempo, para cuidar el balance natural y reponer sus energías.

-El Círculo Cenarion se formó como la sociedad de la Administración de los druidas, con la sede en Claro de la Luna.




Última edición por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 21:28, editado 14 veces

Erethunorl
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 03:22

El despertar del mundo y el pozo de la eternidad:
(Os recomiendo fervientemente el que escucheis la musica del video mientras leeis, espero que os entretenga, y sobretodo; os guste)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Diez mil años antes de que los orcos y los humanos se enfrentaran en la Primera Guerra, el mundo de Azeroth era un vasto continente rodeado por mares infinitos. Aquella masa de tierra, conocida como Kalimdor, albergaba numerosas razas y criaturas dispares, pugnando por sobrevivir entre los salvajes elementos del mundo naciente. En el centro del continente oscuro había un lago misterioso de energías incandescentes.

El lago, conocido posteriormente como el Pozo de la Eternidad, fue el corazón de la magia y de los poderes naturales del mundo: Absorbiendo la energía de la Gran Oscuridad infinita del más allá, el Pozo actuaba como fuente mística, lanzando sus poderosos flujos por todo el espacio, diseminando la vida en todas sus formas, variadas y sorprendentes.

A través del tiempo, una tribu primitiva de humanoides nocturnos llegó cautelosamente hasta los confines del fascinante lago encantado.

Los nómadas humanoides ferales, atraídos por las extrañas energías del Pozo, fabricaron rudimentarias casas junto a sus serenas orillas. Con el paso del tiempo, el poder cósmico del Pozo afectó a la extraña tribu, haciéndola fuerte, sabia y prácticamente inmortal. La tribu adoptó el nombre de kaldorei, que en su lengua significaba "hijos de las estrellas". Para celebrar el nacimiento de su sociedad, construyeron magníficas estructuras y templos en la periferia del lago.

Los kaldorei, o elfos de la noche, tal como se les conoció posteriormente, adoraban a la diosa de la luna Elune, convencidos de que, durante el día, dormía en las refulgentes profundidades del Pozo. Los antiguos sacerdotes y videntes de los elfos de la noche estudiaron el Pozo con insaciable curiosidad, dedicándose a desentrañar sus insondables secretos y poderes. A medida que su sociedad prosperó, los elfos de la noche exploraron las tierras de Kalimdor y descubrieron a sus innumerables moradores.

Las únicas criaturas que les dieron tregua fueron los antiguos y poderosos dragones. Aunque las enormes bestias serpenteantes solían recluirse, ayudaban en gran medida a proteger las tierras conocidas de potenciales enemigos. Los elfos de la noche creían que los dragones se consideraban los protectores del mundo y que era mejor dejarlos solos con sus secretos.

Con el tiempo, la curiosidad de los elfos de la noche les condujo a conocer y entablar amistad con diversos seres poderosos, entre los cuales estaba Cenarius, un semidiós de los bosques primigenios. El benévolo Cenarius simpatizaba con los inquisitivos elfos de la noche y pasaba largas horas instruyéndolos en el conocimiento del mundo natural. Los serenos kaldorei desarrollaron una fuerte empatía por los bosques vivientes de Kalimdor y se deleitaban en el armonioso equilibrio de la naturaleza.

Sin embargo, con el paso del tiempo, que parecía eterno, la civilización de los elfos de la noche se expandió territorial y culturalmente. Sus templos, caminos y viviendas poblaban la totalidad del continente oscuro. Azshara, la bella e inteligente reina de los elfos de la noche, construyó un magnífico e inmenso palacio a la orilla del Pozo, en el que habitaba su servidumbre selecta, rodeada de fastuosas riquezas.

La selecta servidumbre, llamada Quel'dorei o nobleza, estaba al servicio de la reina y se consideraba superior al resto de sus hermanos de casta inferior. Si bien la reina Azshara era amada por todos sus súbditos, la nobleza era odiada en secreto por las masas envidiosas.

Azshara, que compartía con los sacerdotes la curiosidad por conocer los secretos del Pozo de la Eternidad, ordenó a la educada nobleza que desentrañara sus misterios y los difundieran por todas partes.

Los nobles se enfrascaron en su trabajo y estudiaron el Pozo incansablemente. Con el tiempo, desarrollaron la habilidad de manejar y controlar las energías cósmicas del Pozo. A medida que sus insensatos experimentos avanzaron, los miembros de la nobleza advirtieron que podían usar sus nuevos poderes para crear o destruir a voluntad. Los desafortunados nobles se tropezaron con la magia primitiva y habían resuelto dominarla.

Si bien sabían que, si se manipulaba irresponsablemente, la magia era inherentemente peligrosa, Azshara y sus nobles empezaron a practicar sus hechizos con imprudente abandono. Cenarius y muchos de los viejos y eruditos elfos de la noche advirtieron que jugar con las volátiles artes del encantamiento solo podría traer la ruina. Pero Azshara y sus seguidores continuaron extendiendo tenazmente sus incipientes poderes.

A medida que sus poderes crecieron, se produjo un cambio evidente en Azshara y los nobles. Los altivos y distantes aristócratas se volvieron cada vez más insensibles y crueles con los demás elfos de la noche. Un oscuro y perturbador manto envolvió la otrora fascinante belleza de Azshara. Se distanció de sus súbditos más cercanos y se negó a tratar con nadie que no fuera sus fieles sacerdotes aristócratas.

Un joven y audaz estudiante llamado Furion Tempestira, que había dedicado gran parte del tiempo al estudio de los efectos del Pozo, empezó a sospechar que un terrible poder estaba corrompiendo a los nobles y a su amada reina. Si bien consideraba inconcebible el mal que los acechaba, sabía que las vidas de los elfos de la noche pronto cambiarían para siempre...

El imprudente uso de la magia de los altonatos enviaba ondas de energía que descendían en espiral por el Pozo de la Eternidad y llegaban a la Gran Oscuridad Más Allá. Y terribles mentes extrañas sintieron el flujo de ondas de energía. Sargeras, el Gran Enemigo de toda vida, el Destructor de Mundos, sintió las poderosas ondas y fue atraído a su lejano punto de origen.

Al espiar el mundo primordial de Azeroth y sintiendo las ilimitadas energías del Pozo de la Eternidad, Sargeras fue consumido por un hambre insaciable. El gran dios oscuro del Vacío sin nombre decidió destruir a ese floreciente mundo y reclamar sus energías. Sargeras reunió a su enorme Legión Ardiente y se abrió camino hacia el desprevenido mundo de Azeroth. La Legión la formaban millones de aullantes demonios, todos arrastrados de los lejanos confines del universo y hambrientos de conquista. Los tenientes de Sargeras, Archimonde el Rapiñador y Mannoroth el Destructor, prepararon a sus esbirros demoníacos para el ataque.

La reina Azshara, abrumada por el terrible éxtasis de su magia, cayó víctima del innegable poder de Sargeras y le permitió entrar en su mundo. Incluso sus sirvientes altonatos se entregaron a la inevitable corrupción de la magia y comenzaron a adorar a Sargeras como su dios. Para demostrarle su lealtad a la Legión, los altonatos ayudaron a su reina a abrir un enorme y retorcido portal en las profundidades del Pozo de la Eternidad. Una vez que todos los preparativos estuvieron listos, Sargeras comenzó su catastrófica invasión de Azeroth. Los demonios guerreros de la Legión Ardiente asaltaron el mundo a través del Pozo de la Eternidad, asediando las ciudades dormidas de los elfos de la noche.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Liderada por Archimonde y Mannoroth, la Legión se precipitó en masa sobre las tierras de Kalimdor, dejando sólo a su paso ceniza y dolor. Los brujos demonio invocaron ardientes infernales, que se estrellaron como meteoritos sobre las gráciles torres de los templos de Kalimdor. Un grupo de ardientes asesinos sedientos de sangre conocidos como la Guardia Apocalíptica marchó sobre los campos de Kalimdor, masacrándolo todo a su paso. Manadas de canes manáfagos asolaron el campo sin oposición. Aunque los valientes guerreros Kaldorei se apresuraron a defender su antigua tierra natal, se vieron obligados a ceder terreno, metro a metro, ante la furia del asalto de la Legión. Sobre Malfurion Tempestira recayó el deber de encontrar ayuda para su acosado pueblo. Tempestira, cuyo propio hermano Illidan practicaba la magia de los altonatos, estaba indignado por la creciente corrupción entre la clase superior. Convenció a Illidan para que abandonase su peligrosa obsesión y se marcharon para encontrar a Cenarius y reunir una fuerza de resistencia.

La hermosa y joven sacerdotisa Tyrande accedió a acompañar a los hermanos en el nombre de Elune. Aunque Malfurion e Illidan compartían el amor por la idealista sacerdotisa, el corazón de ésta solo pertenecía a Malfurion. Illidan estaba resentido por el incipiente romance de su hermano con Tyrande, pero sabía que su pena no era nada comparada con el dolor de su adicción a la magia. Illidan, que se había vuelto dependiente de las energías mágicas, luchaba por mantener el control ante su casi irresistible ansia de absorber las energías del Pozo una vez más. Sin embargo, con el paciente apoyo de Tyrande, consiguió contenerse y ayudar a su hermano a encontrar al solitario semidiós, Cenarius. Éste, que vivía dentro de los sagrados Claros de la Luna del lejano Monte Hyjal, aceptó ayudar a los elfos de la noche a encontrar a los antiguos dragones y obtener su ayuda.

Los dragones, liderados por la gran leviatán roja Alexstrasza, aceptaron enviar a sus poderosos vuelos a enfrentarse a los demonios y sus amos infernales. Cenarius, reuniendo a los espíritus de los bosques encantados, congregó a un ejército de antiguos hombres árbol y los condujo ante la Legión en un atrevido asalto terrestre. A medida que los aliados de los elfos de la noche convergían en el templo de Azshara y el Pozo de la Eternidad, fue comenzando una guerra total. A pesar de la fuerza de sus recién encontrados aliados, Malfurion y sus "colegas" se percataron de que la Legión no podía ser derrotada únicamente mediante la fuerza de las armas. Mientras la titánica batalla rugía en la capital de Azshara, la reina esperaba ansiosa la llegada de Sargeras. El señor de la Legión estaba preparándose para pasar a través del Pozo de la Eternidad y entrar al mundo asolado. Mientras su imposible y enorme sombra se iba acercando a la enfurecida superficie del Pozo, Azshara reunió a los más poderosos de entre sus seguidores altonatos. Solo si unían su magia para crear un hechizo podrían crear una entrada lo bastante grande para que Sargeras accediera. Mientras la batalla rugía en los ardientes campos de Kalimdor, se desató un terrible giro de los acontecimientos.

Los detalles se han perdido en el tiempo, pero se sabe que Neltharion, el Aspecto Dragón de la Tierra, enloqueció durante un combate crítico contra la Legión Ardiente. Comenzó a partirse mientras el fuego y la rabia surgían de su oscura piel. Renombrándose a sí mismo como Alamuerte, el dragón ardiente se volvió contra sus hermanos y expulsó del campo de batalla a los cinco vuelos.

La repentina traición de Alamuerte fue tan destructiva que los cinco vuelos no se recuperaron nunca del todo. Herida y sorprendida, Alexstrasza y los otros dragones nobles se vieron obligados a abandonar a sus aliados mortales. Malfurion y sus compañeros, superados ahora en número más allá de toda esperanza, apenas sobrevivieron a la embestida.

Malfurion, convencido de que el Pozo de la Eternidad era el cordón umbilical de los demonios con el mundo físico, insistió en que debía ser destruido. Sus compañeros, sabiendo que el Pozo era la fuente de su inmortalidad y sus poderes, estaban horrorizados por la temeraria idea. Pero Tyrande vio sabiduría en la teoría de Malfurion, así que convenció a Cenarius y a sus camaradas para asaltar el templo de Azshara y encontrar una forma de cerrar el Pozo para siempre.


Última edición por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 05:20, editado 4 veces

Erethunorl
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 03:24

TERCER PUNTO: NORDRASSIL: (NACIMIENTO)

Durante la Guerra de los Ancestros, Illidan Stormrage traicionó a su hermano justo antes del asalto a la fortaleza de la Reina Azshara, tomó un poco de las aguas mágicas del Pozo de la Eternidad y se dirigió a la la cima del Monte Hyjal. En su valle vertió esas aguas, con el objetivo de crear un nuevo Pozo de la Eternidad.
Cuando el asalto acabó, Malfurion y sus tropas se dirigieron hacia Illidan, siguiendo su rastro. Al ver esta atrocidad contra la naturaleza, Malfurion se pone furioso y ordena que encarcelen a Illidan por toda la eternidad, asignándole a Maiev Shadowsong como carcelera.

Resuelto este problema, Malfurion se pregunta que haría con este Nuevo Pozo.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Durante muchos años, los elfos de la noche trabajaron incesantemente para reconstruir su antigua tierra natal. Abandonando sus templos destruidos a merced de la maleza, construyeron sus nuevos hogares en medio de verdeantes árboles y frescas colinas junto al Monte Hyjal. Con el tiempo, los dragones que habían sobrevivido al Gran Cataclismo salieron de sus secretas moradas.

Alexstrasza la roja, Ysera la verde y Nozdormu el broncíneo descendieron por los serenos claros de los druidas y supervisaron los frutos del trabajo de los elfos de la noche. Malfurion, que se había convertido en un archidruida de inmenso poder, saludó a los magníficos dragones y les habló de la creación del nuevo Pozo de la Eternidad.

Los grandes dragones, alarmados al escuchar tan nefasta noticia, creyeron que, mientras el Pozo de la Eternidad existiera, la Legión podría volver con el propósito de destruir el planeta nuevamente. Malfurion y los tres dragones hicieron un pacto para proteger el Pozo y asegurarse de que los agentes de la Legión Ardiente jamás volvieran a poner pie en el planeta.

Alexstrasza la Protectora, colocó una bellota encantada en el corazón del Pozo de la Eternidad. La bellota, activada por las poderosas aguas mágicas, brotó rápidamente hasta convertirse en un árbol colosal. Las potentes raíces del árbol se extendieron desde las aguas del Pozo y la verdeante copa abarcó la inmensidad del cielo.

El árbol será un símbolo eterno del vínculo de los elfos de la noche con la naturaleza y sus energías portadoras de vida se extenderán por todas partes para curar a los habitantes del planeta. Los elfos de la noche dieron al Árbol del Mundo el nombre de Nordrassil, cuyo significado era "corona de los cielos" en su lengua nativa. Alextrasza le explica a Malfurion que este será el Árbol de Mundo o Nordrassil en su idioma, y que este guardaría toda la magia pura y la vida en Azeroth.


Nozdormu el Atemporal lanzó un encantamiento sobre el Árbol del Mundo que garantizaría que, siempre que el árbol estuviese en pie, los elfos de la noche jamás envejecerían ni enfermarían.

Ysera la Soñadora también lanzó un hechizo sobre el árbol, vinculándolo a su propio reino, la dimensión etérea conocida como el Sueño Esmeralda. El Sueño Esmeralda, un mundo espiritual eternamente cambiante, existía más allá de las fronteras del mundo físico. Desde el Sueño, Ysera regulaba las mareas de la naturaleza y la evolución del mundo propiamente dicho.

Los druidas de los elfos de la noche, incluyendo al propio Malfurion, crearon un vínculo con el Sueño a través del Árbol del Mundo. En un pacto místico, los druidas aceptaron dormir simultáneamente durante siglos para que sus espíritus pudieran recorrer las infinitas sendas de los sueños de Ysera. Aunque los druidas sufrían ante la perspectiva de perder tantos años de sus vidas entregándose a la hibernación, mantuvieron desinteresadamente su pacto con Ysera.


Última edición por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 05:38, editado 2 veces

Erethunorl
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 04:30

CUARTO PUNTO:

La batalla del Arbol del Mundo/ Batalla del monte Hyjal.
Bien, aquí os dejo el video con el que podreis recrear los últimos momentos de la batalla, el punto álgido de la misma, el momento en el que malfurion convoca a los espíritus de la naturaleza, y archimonde es derrotado. ¿La figura final? Bien, se trata de Medivh , último guardián de tirisfal.(Video al finalizar el POST)

(Y os recomendaría que , a la par que os vais informando, escuchaseis está música de ambiente que os voy dejando en los videos. Momento canción: 1:10)
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
"…y ahora, es mi turno de menguar y tomar mi lugar entre las leyendas del pasado.”

Medhiv antes de partir.

Dos días después, en un tranquilo claro del Monte Hyjal, Tyrande y Malfurion discuten acerca de un sueño que el Shan’do tuvo la noche anterior. Malfurion soñó que un cuervo lo llamaba hacia ese claro. Tyrande se encuentra impaciente pues las preparaciones para el combate contra la Legión no pueden esperar. En ese momento, Thrall y Jaina Proudmoore llegan al claro, refiriendo que ellos fueron llamados a ese lugar también. Tyrande les deja claro que los orcos y los humanos no son bienvenidos en Ashenvale.

Justo en ese instante, un gran cuervo aparece entre los líderes y se metamorfosea en el Profeta. Una vez más, habla a los héroes sobre la unión de todos los ejércitos como única opción para salvar al mundo de los demonios. Cuando Malfurion pregunta al Profeta acerca de su identidad, el misterioso viajero finalmente revela sus secretos.

Él es la razón del regreso de la Legión. Hace treinta y cuatro años, él abrió el Portal Oscuro y trajo a los orcos al mundo de Azeroth. En el proceso, inadvertidamente dejó pasar a los agentes de la Legión Ardiente a la realidad mortal. Por sus crímenes, fue asesinado por sus amigos. Luego de su muerte, la guerra devastó los reinos del este por muchos años, dejando muchas regiones desoladas Ahora, finalmente, ha regresado para redimirse de sus pecados y hacer lo que tenía que hacer desde el principio. El es Medivh, el Último Guardián de la Orden de Tirisfal, y ha venido para unir a las razas mortales contra los enemigos de todo lo que vive. Los héroes, paralizados por las grandes revelaciones, acuerdan rápidamente unir sus fuerzas contra Archimonde el Profanador y la Legión Ardiente.

A la mañana siguiente, cerca de la cima del Monte Hyjal, los Elfos Nocturnos, la Horda y la Alianza planean su defensa de la montaña. Jaina aparece en la reunión y porta terribles noticias. Archimonde, la Guardia del Apocalipsis, los Infernales, los Señores del Foso, los Señores del Terror, los Sabuesos del Infierno y el Azote se encaminan hacia el Árbol del Mundo, y llegarán a las bases de los aliados en cualquier momento. Malfurion revela que los Elfos Nocturnos derrotaron a la Legión hace diez mil años, y gracias al Árbol del Mundo, son inmortales. Ahora es el momento de devolverle ese poder al Árbol del Mundo para que él les pueda ayudar a repeler a Archimonde y salvar Azeroth de la aniquilación. El Shan’do inmediatamente parte hacia la cima de Hyjal para planear la acción.

Mientras tanto, los otros acuerdan que los Centinelas de Tyrande proveerán soporte y ayuda a las bases de la Alianza y la Horda y las protegerán del avance de la Legión. Esto le dará a Malfurion tiempo suficiente para preparar las defensas de Nordrassil. Antes de que la reunión se deshaga, Tyrande se disculpa con Thrall y Jaina por mal juzgarlos y ella les da la bendición de Elune. Los cuatro líderes saben que muchos de sus valientes caerán ese día, pero si el plan de Shan’do Stormrage funciona, no morirán en vano.

En ese momento, Shandris alerta que Archimonde el Profanador ha dado la orden de ataque, y las fuerzas de élite de los demonios de la Legión junto a los guerreros del Azote asaltan la montaña. Ayudado por tres de sus más grandes lugartenientes, el temible Señor del Foso Azgalor, el Nathrezim Anetheroc y el Lich. Jaina y sus humanos, altos elfos y enanos levantan una gran resistencia con sus torres y barricadas. Al final, la base de Jaina es la primera en caer, aunque las fuerzas de Archimonde sufren grandes dificultades. Sobre las ruinas de las fortificaciones de Lady Proudmoore, Archimonde levanta una nueva base.

La Legión avanza hasta la base de la Horda, y luego de una gran defensa por parte de los orcos, los tauren y los trolls Darkspear, finalmente logran derrotarlos. Archimonde confronta a Thrall, amenazándolo con destruir a su raza por rebeldes, pero el joven orco le responde que ellos, al fin, son libres. Thrall finalmente es rescatado por Jaina. Una vez más, los defensores se ven obligados a retroceder ante el feroz ataque de los invasores. Ahora, únicamente la base de los Elfos Nocturnos de Tyrande resiste el ataque. Aun así, los ejércitos mortales logran infligir un gran daño a las fuerzas de Archimonde, y se ganan un poco de tiempo para que Shan’do Stormrage finalice la trampa.

La Alianza, la Horda y los Elfos Nocturnos hacen su defensa final en base de los Kaldorei, y la batalla llega a su punto álgido. Archimonde, minimizando la gran resistencia de los ejércitos mortales, desata toda la furia de la Legión y el Azote. Olas de muertos vivientes y Guardianes del Apocalipsis chocan contra los defensores del campamento de Tyrande y luchan contra los venerables Ancestros y treants. Sabuesos del Infierno atacan a los poderosos magos humanos, chamanes orcos y druidas elfos nocturnos, y Dragones de Hielo y Gárgolas atacan desde los cielos, mientras las Centinelas les lanzan cientos de flechas y los Wyvern, Grifos y Quimeras luchan por sacarlos del espacio aéreo. Iracundos guerreros esqueletos, necrófagos, zombis y abominaciones se enfrentan a las disciplinadas fuerzas de los paladines, los fusileros enanos, los hechiceros altos elfos, los guerreros orcos, los poderosos tauren, los trolls Darkspear y las cazadoras elfas nocturnas de Shandris. Los furbolgs, bajo el mando de su chamán, en retribución a la ayuda que tantas veces recibieron de Tyrande, se han unido a la batalla. Los Trolls Oscuros, cuyas tribus pueblan Ashenvale, han comprendido que la única salvación de su raza es aliarse con Tyrande y los suyos, aunque sea como mercenarios. Heridos, disminuidos, los defensores se retiran hasta el Árbol del Mundo. Shandris Feathermoon ha caído heroicamente defendiendo Nordrassil. Archimonde, sintiendo la victoria al alcance de la mano, arrasa la montaña, derribando al suelo las estructuras de los Elfos Nocturnos. Seguro de su triunfo sobre las razas mortales, el Eredar inicia el ascenso de Nordrassil y se prepara para drenar su poder.

Sin embargo, Malfurion informa a sus aliados que las defensas están completas y que Archimonde camina directamente a la trampa del Shan’do.

Tomando el Cuerno de Cenarius en sus manos, Malfurion lanza un largo sonido que no se escuchaba desde la Guerra de los Ancestros. Uno por uno, los Espíritus del Bosque dejan los árboles de Ashenvale y comienzan a rodear el Árbol del Mundo y a Archimonde. El demonio se da cuenta de lo que ocurre, pero es tarde. Los poderes combinados de Nordrassil y los Espíritus de Ashenvale son superiores al Señor de los Demonios, y la energía es tan poderosa, que finalmente, Archimonde se consume.

Con su último aliento de agonía, Archimonde explota y envía una onda de fuego de arrasa con el bosque. Cientos de acres son quemados, y Nordrassil sufre severas quemaduras. El Líder de la Legión Ardiente es destruido. Asombrados y confundidos, los demonios huyen hacia los bosques, donde más tarde serán cazados y muertos.

Medivh observa como los ejércitos de las razas mortales celebran su victoria. Miles de vidas se han perdido y el mundo de Azeroth ha sido severamente dañado. Sin embargo, si los humanos, los orcos y los elfos nocturnos pudieron dejar atrás los viejos rencores y unirse, tal vez el mundo aún tiene esperanzas.

Su tarea está completa. Medivh se prepara para dejar Azeroth para siempre y tomar su lugar entre las leyendas del pasado.



[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Erethunorl
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Erethunorl el Lun Jul 11 2011, 05:41

PUNTO NÚMERO 5: El sueño esmeralda. (Ampliado)
Tras el pacto forjado entre Ysera y los Druidas, con la creación de Nordrassil, periódicamente los druidas han aprendido a entrar y salir del sueño esmeralda, para así controlar el balance de la naturaleza y renovar sus energías. Contemplando el mundo de Ysera, plagado de vegetación, y reflejando como sería el mundo sin la acción de los mortales sobre este. El verdadero propósito de la entrada al sueño, aparte de la renovación energética, es tambíen el conocer como sería todo , como debería ser, y como llevarlo acabo, para dar lugar al equilibrio perfecto.

Emerald Dream o Sueño Esmeralda (conocido también como 'El sueño' a secas) es la realidad verdosa creada por la dragona verde Ysera. Muestra a los viajeros que se adentren, el aspecto que tendría Azeroth si no hubiese sido modificado por la sabiduría de sus razas, o lo que es lo mismo, lo que podría ser Azeroth si nunca hubiera albergado la presencia de humanos, elfos y otras criaturas inteligentes. Es por eso que contiene el aspecto original de todos los bosques cortados para reutilizar la madera de los árboles, las praderas que se transformaron para el cultivo, los ríos contaminados por la presencia de las ciudades y por supuesto, el aspecto del mundo si no se hubiera producido el Gran Cataclismo. Por tanto, es una visión paradisíaca del mundo en el que tranquilos bosques se extienden hasta donde alcanza la vista y donde se alzan majestuosas colinas y montañas que imitan a Azeroth sin ser exactamente Azeroth.

En Emerald dream, el suelo es totalmente verde, el cielo es oscuro, tornándose amarillo o verdoso en el horizonte, dando una visión de tranquilidad, esto cambia según la zona, en algunos lugares el cielo es celeste y está totalmente cubierto por nubes verdes. El agua es incolora en la mayor parte de las zonas, pero se torna color esmeralda en las soleadas costas. Mucha vegetación puede encontrarse aquí, incluyendo palmeras cuyos frutos brillan, árboles flotantes que emanan agua de su corteza, y extraños atrapasueños gigantes que parecen estar hechos de roca, aunque su forma hace pensar que son raíces. En las mesetas y llanuras, el césped crece en forma de espiral, creando hermosas formas vistas a lo lejos.

Según el lore, el sueño esmeralda se divide en 4 zonas:

-Eye of Ysera
-The Nightmare
-Emerald Paradise
-Ysera's Dreamways



Erethunorl
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 09/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: (Lore) Druídico. Historia/Características.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 05:50


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.