Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Deranion el Dom Jun 19 2011, 08:19

Buenas, dije que encontraría algo de tiempo para enviar una historia y pasar algunos días aquí... y vengo a cumplir.

Parece que ahora Alherya es MdJ! Felicidades maja!

Bueno, sin más dilación os dejo la historia que pienso enviar, cualquier crítica constructiva es bien recibida. Aunque esta historia es algo vieja, la verdad, me gustó. Aunque no pude aprovecharla, espero hacerlo aquí. La he cambiado para que sea sin'dorei; espero que os guste, aunque sea más bien una chica "no apta" para el rol bélico, ni pretenda ser nada importante. Depende de si decido darle rol de forestal o no. En la sencillez reside la hermosura, cómo diría cierta amiga mía.



--- Historia ---




Nombre del personaje: Lerathia Sunshadow

Clase: Pícara

Profesión: Antigua ladronzuela (Posible futura forestal, ya veré)

Observaciones o comentarios:

Perdió la memoria, y no recuerda su pasado. También tiene una marca de nacimiento común en su familia, en forma de media luna. Está situada en el cuello, pero es tapada por su rubio y largo pelo. No es demasiado alta para ser elfa, no más de metro setenta, o metro sesenta. Es bella, como todas las elfas, y no tiene ninguna cicatriz.

Historia:

Bajo las profundidades de un oscuro lugar, sumido en sombras y soledad, el ruido de las hojas de un libro qué pasan y pasan se escucha sin cesar. Una figura tenebrosa, con telas de color negro, y un cuerpo desgastado lee un viejo libro, no, un viejo diario. No hay nadie más en ese lugar, sólo él, y el diario. Lo lee con ahínco, como si su vida dependiese de ello, de vez en cuando tose… pero continúa leyendo.


~ ~ ~


Diario personal de Lerathia Sunshadow


Día 20 de Enero, año 7.

Bal’a dash, querido diario.

Hace ya largos años qué me dijeron qué madre y padre habían muerto asesinados por trols amani, cuando paseaban por los bosques de Quel’thalas. Desde entonces, estoy sola, viviendo en la pobreza y alimentándome de lo qué robo, con nada más que un viejo diario y algo de tinta para desahogarme.

Aprendí a escribir hace mucho, mucho tiempo. Era tan sólo una cría, y… creo qué sigo siéndolo en parte. Llevo mucho tiempo vagando por las calles, pero, nadie quiere darle trabajo a una harapienta elfa cómo yo, y los qué sí, solo se interesan por cosas obscenas qué prefiero no revelar. Apenas sé coser y cocinar, y ni eso, supongo qué es normal qué me ocurra esto. No soy la única qué sufre en silencio mientras otros se llenan los bolsillos, por eso robo… aunque, a veces me pillan, y claro… van llorando a los guardias como niñitas.

Casualmente, siempre me “atiende” el mismo, al parecer es capitán. ¡Aun no sé su nombre, pero lo sabré, sólo para poder hacerle la vida imposible!
¡¡Siempre me miraba con desdén, como si fuese tan malo robar para vivir!! Estos soldaditos de plomo no entienden lo qué es la pobreza, para ello todo es honor y justicia, como si pudieran vivir de ello… aps… pero si viven de ello…

Bueno, eso no es lo qué importa, averiguaré su nombre y le haré una buena broma la próxima vez qué le vea. De mientras, intentaré seguir viviendo como hasta ahora, robando a cualquier inútil qué se me cruce por delante.

Por último, me despido, creo qué me estoy quedando sin ~~*La tinta se acaba aquí*


~ ~ ~


El viejo y, al parecer, enfermo hombre dejó el libro durante unos momentos, tosió durante largos segundos hasta un punto incluso asqueroso… sangre salía de sus entrañas, se podría decir qué tenia sólo hueso, pues estaba tan delgado qué costaba de creer que se pudiera mantener en pie. Las togas tapaban su condición, pero aun así, se podía ver.

- ¡ALGARITH! - Vociferó el viejo hombre, con voz ensordecedora.

Un escuchimizado humano se acercó corriendo y temeroso ante la llamada del hombre.

- ¿Qqqué dde…desea… mmi… señor? - Preguntó, tartamudeando.

El hombre volvió a sentarse, observando fijamente al tartamudo y lentamente vocalizó:

- Tráeme… otra, la necesito…

El miedica llamado Algarith asintió repetidas veces y volvió a salir corriendo, finalmente, le trajo lo qué parecía ser una gema… brillaba…

- Ssseñor, sse encuentra bi…bien? - Preguntó Algarith.

Rápidamente, el viejo contestó:

- Cada vez… necesito más… debes… *cof, cof* encontrarla…-

Tras soltar esas fúnebres palabras, cojió la piedra y la exprimió en la palma de su mano, absorbiéndola. Parecía algo menos cansado, pero su apariencia continuaba siendo digna de un muerto.

- ¡Sal de aquí, pedazo de inútil! Encuéntrala y enmienda tu error. ¿¡A QUÉ DEMONIOS ESTÁS ESPERANDO!? -

El que parecía ser su sirviente pegó un chillido digno de una niñita y salió corriendo, con paso inseguro… Tras eso, el viejo hombre se volvió hacia el diario de la qué parecía ser una joven elfa, pobre. Hojeó unas cuantas páginas y avanzó un buen trozo, tras eso, continuó leyendo, despacio.


~ ~ ~


Diario personal de Lerathia Sunshadow



Día 3 de Mayo, año 16.

Buenos días, querido diario.

Tengo más cosas qué contarte hoy, sobre aquel chico, el capitán que tanto “odiamos”. En realidad me cae bien, pero es un borde! ¡Y siempre me deja encerrada! ¿Cómo puede hacerme eso a mí?

Aenlor Greenarrow, me parece que también es huérfano, nunca he sabido de su familia.
En realidad me recuerda a mí, pero, yo no sabría blandir esas armas tan grandes, ni tampoco me veo capaz de llevar armaduras tan pesadas.

Ojalá nos lleváramos un poco mejor, pero lo único que hacemos es jodernos mutuamente, me pregunto porqué… bueno, confieso qué tengo un mal pronto, pero es normal! A nadie le gusta estarse en la cárcel… Me paso media vida en la cárcel, sólo por intentar sobrevivir… Ya han pasado casi 10 años desde qué lo conozco, es bastante tiempo.

Últimamente ya ni me denuncian, me vigilan de cerca y… zas! Es muuy complicado robar así, todo el mundo conoce ya mi “oficio”, y los viejos pervertidos salen de debajo de las piedras, dan asco! Como me gustaría darles una patada en la cara a cada uno de ellos… y en las partes también!

De hecho, ya lo hice, pero, me volvieron a meter en prisión, esto ya se ha convertido en rutina.

Al final, acabaré cogiendo cariño al carcelero. Pensándolo bien, en prisión no se está tan mal… al menos tengo algo de comida y no hago mal a nadie.

Como me gustaría tener alguien “vivo” a quien contar mis penas, sin animo de ofenderte, querido diario. Aun me queda algo de tinta… ya sé.

*Hay un dibujo bastante mal hecho de Aenlor Greenarrow. Sólo con ver su cara de cabreo tan cómica, te echarías a reír*


~ ~ ~


El extraño hombre dejó de leer unos segundos, miró fijamente a la pared y luego miró hacia su candil, suspirando.

- Niños…- Dijo como si estuviese decepcionado por leer tal diario. ¿Qué esperaba? No era más que una inocente elfa.

Tras ello, dio un par de vueltas por la habitación, maldiciendo su alrededor, parecía desesperado y exhausto.

- ¿¡Y DONDE DEMONIOS HAS HUIDO, FURCIA MAL PAGADA!? ¡¡VUELVE AQUÍ, VUELVE Y DAME LO QUÉ QUIERO!! NO TIENES DERECHO A ARREBATARMELO, NIÑATA!! -

Volvió a toser, expulsando sangre por la boca y dejándola caer en el frío suelo de piedra.

Parecía buscar algo, sus lágrimas de rabia descendían por su rugosa piel, tenía ojeras, unas enormes y marcadas ojeras. Parecía que fuese a morir de un momento a otro.

Sin duda, todo estaba relacionado con algo qué esa elfa tenía, o eso parecía. Tenía su diario, la buscaba… ¿Qué podría estar tramando? Nadie salvo él y su siervo lo sabían.

Volvió a sentarse, tras calmar su enfado y recuperar las fuerzas. Abrió el libro de nuevo y... continuó leyendo.


~ ~ ~


Diario personal de Lerathia Sunshadow



Año 26.

Buenos días, querido diario.

Hoy ya hace un año… qué… arrasaron nuestras tierras. He decidido resumirlo todo aquí, pues… hace mucho qué no escribo. Además, he dejado de contar…

Empezaré desde el principio.

Un día, cuando estaba encerrada en prisión, llegaron malas noticias. Al parecer nos atacaban muertos vivientes, eran horribles… pronto todo se tiño de rojo, la gente gritaba de terror, el fuego… el miedo, todo era difícil de asimilar, supongo qué también de imaginar.

La muerte acechaba a cada rincón, de repente irrumpieron. Pensaba qué iba a morir en esa jaula, pero me sorprendí. Aenlor estaba allí, pero no echó a correr sin más, abrió la jaula y me liberó, y para colmo, me defendió de aquellas abominaciones qué portaban la muerte
Me salvó de una muerte segura, y yo ni si quiera se lo agradecí… Sólo hacia qué quejarme, sólo… lloraba. Quel’thalas era mi hogar, pese a ser de las calles, le había cojido cariño… y… me asusté. Fue entonces… la Fuente del Sol, fue profanada y destruida.

Aenlor me enseñó a calmar mis ansias de magia meditando, pues pese a no tener apenas conocimientos sobre la magia, seguía siendo una elfa, sin él, no sé que habría pasado. Esa ansia se volvía insoportable a veces…

Pasó mucho tiempo, le cogí cariño. Estuvimos en Costasur un tiempo, de mercenarios, aunque yo era más una lacra. No sabía luchar, apenas.

Siempre intento llamar su atención, darle celos, pero creo qué no le intereso, normal… después de todo lo qué ha pasado, lo raro es qué me salvara en su día.

Bueno, seguimos en Costasur, y parece qué todo va bien. Ojalá esto jamás acabe… mañana hay un baile… como me gustaría poder tener un vestido bonito para ir con él…


*El diario acaba aquí*


~ ~ ~


El anciano se levantó con un estruendo y gritó de furia, al ver qué no había conseguido nada de nada.

- ¿¡¡ES QUÉ SOLO TE DEDICABAS A DAR PLACER A UN MAL NACIDO, PEDAZO DE ZORRA!!? Odio… los odio… ¡LOS ODIO! ¡OS MATARÉ A TODOS! ¡AUNQUE SEA LO ÚLTIMO QUÉ HAGA! -

El hombre estaba más enfurecido qué nunca, pero tubo que desistir debido a su cansancio… cogió otra piedra reluciente y la absorbió, recuperando fuerzas nuevamente.

Por otro lado… ¿Qué había sido de esa elfa…?


~ ~ ~


- Eh, ¿Algún día dejarás de robar? Sólo me das problemas… Je -

Un susurro recorrió la cabeza de la joven elfa, era rubia, su pelo era largo, y caminaba confusa cómo buscando algo… tras meses o años de vagar, había llegado a una ciudad con una bonita decoración dorada y carmesí… Tenía una marca en forma de media luna en el cuello, y sus ojos eran ya verdosos.

- ¿Robar? - Murmuró, por último, mientras buscaba algún lugar donde pasar la noche.



~ ~ ~


Diario personal de Lerathia Sunshadow


Día 10 de Diciembre, año 41,

Bal’a dash, querido diario.

Apenas recuerdo que sucedió los últimos años, sólo recuerdo un par de voces distorsionadas, así como un par de imágenes borrosas que no soy capaz de esclarecer.
Noto como si hubiese olvidado algo importante, como si hubiera perdido a alguien muy querido, pero no logro recordar nada, ni su altura, ni su rostro, ni su cabello, ni sus ojos, ni su nombre. Como no quiero que todo lo que he vivido vuelva a caer en el olvido, he decidido comprar un diario dónde escribir mis “aventuras”, como por ejemplo rogar al tabernero para que me de algo más de tiempo para pagarle.

Llevo meses buscando un buen trabajo, pero no encuentro nada, he estado mirando, y la verdad es que no sé en que podría ser buena. Tal vez pueda apuntarme a los Farstriders, aunque creo que soy algo torpe, pero no importa, ya aprenderé. Dicen que sólo hace falta voluntad para cumplir lo que te propones, veamos si la gente lo dice en serio o por decir…

Ah, y mañana he de de hacer la compra, así que haré la lista ahora.

*A continuación aparece una larga lista de la compra en la cual la mitad de los artículos son imprescindibles, sobretodo para alguien con poco dinero como la joven Lerathia*


~ ~ ~


En una fría y oscura habitación, en un lejano reino perdido, aguardaba un anciano. Un anciano sin fuerza, sin vitalidad, al borde de la muerte, coronado rey de los suyos antaño. Él ansiaba algo, algo que una joven elfa cuyo pelo eran como hilos dorados poseía, algo que ella custodiaba. Ni si quiera la chica era consciente de ello, pero pronto, sus caminos volverían a entrelazarse para dar lugar a un inesperado desenlace.


La ladrona, el soldado y el anciano…















//Aclaraciones: Antes del año 34 era una quel'dorei, que pudo huir de Quel'thalas y se asentó en Costasur. Por X acontecimientos que desvelaré con eventos de recuperar la memoria fue parcialmente corrompida por magia vil y "alguien" la dejó cerca de Quel'thalas para que pudiera vivir junto a los sin'dorei.


Última edición por Deranion el Dom Jun 19 2011, 20:34, editado 2 veces

Deranion
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Invitado el Dom Jun 19 2011, 16:11

Chíiiii, al fin me haces caso =D
Bueno, no sé si darte las gracias o qué, pero bueno. Ahora mismo no puedo leerme tu historia, que tengo que ducharme, hacerme la comida y largarme antes de las 12 a trabajar, pero luego le echo un vistazo en cuanto vuelva. Sin embargo, he chafardeado las fechas y he leído algo por ahí de calmar la sed de magia en el año 22. Me temo que tendrás que revisarte la cronología del servidor ( http://leyendas-de-azeroth.foros-activos.biz/t602-linea-temporal-de-leyendas-de-azeroth ) y cambiar las fechas. La Tercera Guerra se sucedió en el año 25 y actualmente estamos en el 41.

¡Un abrazo! /hug

P.S.- Ahora leo el MP, que estoy segura de que es tuyo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Deranion el Dom Jun 19 2011, 19:56

Oh, cierto. Es que usé la "oficial" de Blizzard.

Deranion
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Invitado el Lun Jun 20 2011, 00:59

Sí, Leyendas usa a saber qué cronología. La más fiel (porque no hay ninguna "oficial" que sea coherente) no la usa casi nadie, ni siquiera en los servers oficiales. Realmente hay varias cronologías, creo que tres son oficiales... pero entre ellas también hay diferencias.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Invitado el Lun Jun 20 2011, 09:04

Alherya escribió:Sí, Leyendas usa a saber qué cronología. La más fiel (porque no hay ninguna "oficial" que sea coherente) no la usa casi nadie, ni siquiera en los servers oficiales. Realmente hay varias cronologías, creo que tres son oficiales... pero entre ellas también hay diferencias.

Si me permitís añadir y corregir. La cronología de Leyendas es no oficial ciertamente porque circunda entre varias, logrando así poner los tiempos "mas coherentes" posibles, aunque lo mas probable es que haya fallas, pero es un intento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Deranion el Lun Jun 20 2011, 18:08

De todas formas, cambié ya las fechas. Ahora me dispongo a enviarla.

Deranion
Jugador de LdA
Jugador de LdA

Mensajes : 41
Fecha de inscripción : 23/01/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Con algo de retraso; pero aquí vuelvo... Mew

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 15:54


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.